Cultura de la Carne

Ganadería intensiva y extensiva ¿Qué diferencia hay?

31 enero 2022

Estas últimas semanas se ha generado un debate de opinión pública sobre la ganadería intensiva y extensiva. 

La ganadería intensiva consiste en la industrialización de la explotación ganadera. Para ello, el ganado se encuentra bajo unas condiciones creadas de forma artificial con el objetivo de incrementar la producción de carne y otros derivados animales en el menor tiempo posible.

Para lo anterior se hacen necesarias grandes inversiones en instalaciones, tecnología, mano de obra, etc. para poner en funcionamiento plantas ganaderas de este tipo.

El incremento exponencial de la población en el mundo durante el siglo XX y la disminución de los costes de explotación, han hecho que esta industria haya prosperado a lo largo de los años. Las ventajas de este modelo son: mayor eficiencia en la producción, mayor flexibilidad de adaptación a las demandas del mercado y mayor homogeneidad en la producción.

En cambio, la ganadería extensiva  emplea métodos tradicionales de explotación, en los que se imitan los ecosistemas naturales para un desarrollo más favorable de los animales. Su objetivo es el de utilizar el territorio de una manera perdurable. Dentro de este tipo de ganadería podríamos añadir el subgrupo ganadería sostenible que además mantiene un nivel de producción sin perjudicar al medio ambiente.

Aunque tenga menor eficiencia productiva y necesite mucho más tiempo para finalizar su ciclo de producción, la ganadería extensiva ayuda a mantener los agroecosistemas y su diversidad. 

Dastatzen Group
Dastatzen